Zalama Store: un lugar, un concepto y… ¡Mucha música!

zalama merchandising

Para nadie es un secreto que sobrevivir en Colombia como músico o artista es muy agotante y difícil. Hacemos grandes esfuerzos para formar un público que no valora a sus compatriotas, y mientras gasta fácilmente 400.000 pesos en ver a un artista internacional, no invierte ni su tiempo en ir a conocer a un artista nacional. A pesar de que cada vez son más los colombianos que han cambiado su forma de pensar, -vertida hacia la aceptación de lo extranjero- por una mentalidad de apropiación y valoración de nuestra cultura y músicas; aún es muy difícil poder dar continuidad a los procesos musicales sin desfallecer en el camino por falta de recursos.

Finalmente sólo terminan sobreviviendo tres tipos de proyectos musicales: 1. A los que se les “aparece la virgen” y empiezan a facturar rápidamente un volumen de ingresos que les permite cubrir sus obligaciones (que son muy pocos). 2. Los que no se preocupan por su supervivencia, pues sus familias los sostienen. 3. Los que diversifican y encuentran elementos diferenciadores, en su quehacer musical, que pueden aplicar a otro tipo de negocios más rentables (aunque esto signifique trabajar el triple).

El 3 es el caso de Zalama Crew, que inicio como una productora: Zalama Producciones, que realiza todo tipo de eventos y producciones musicales a otros artistas, y sus ingreso financiaron el surgimiento de la banda, pero cada vez son más los proyectos e inversiones que requiere realizar, así que sus integrantes empezaron a crear y a vender “merchandising” poco a poco, lo cual llevó a convertir la oficina -situada en el centro de la ciudad- en un almacén: El Zalama Store, un espacio como ningún otro, donde prima la experiencia de compra.

En este almacén encuentras productos originales de Zalama Crew y de otras bandas nacionales; además se han preocupado por ser muy selectivos en el tipo de ropa que venden, pues realmente ofrecen productos con excelentes diseños y difíciles de conseguir. También tienen equipos de amplificación y mezcla, y por supuesto, música.

Entrevistamos a Carlos, un comprador, quien dijo: “Desde que vine la primera vez quise volver. Nunca me habían atendido así en un almacén. Aquí todos son parchados y realmente te ayudan a encontrar lo que necesitas, no te presionan para comprar por comprar como es lo típico acá en el centro. Además siempre hay buena música y te encontrás con cantantes”.

zalama store

Y es que es un espacio acogedor y con una decoración muy artística y urbana. Hasta han diseñado un paso a paso para comprar en el Zalama Store: A. Selecciona un vinilo para amenizar tu compra (pues estos muchachos tienen una colección de más de 2000 vinilos). B. Selecciona tu bebida (venden jugos, bebidas energéticas y cervezas). C. ¡Disfruta escogiendo tu percha! (también hay sorpresas en la tienda, algunos productos tienen etiqueta de cero pesos, así que si te interesas en ese artículo ¡es tuyo!). D. Tomate la foto con tu nueva adquisición y ¡compártela!

Como vemos, Zalama Producciones diseñó una experiencia de compra basándose en la esencia del grupo, el concepto brota de las paredes, lo que hace de este almacén algo único; y es que ya muchos van sólo a parcharse y a tomarse unas polas.

Es un ejemplo de que con creatividad, recursividad y mucho compromiso se pueden crear unidades de negocio paralelas a las presentaciones en vivo o ventas de música, que ayuden a incrementar el flujo de caja de las agrupaciones, y de paso, contribuyen a posicionar la marca y a la difusión de las músicas hechas en Colombia.

Por Jorge Palacio
direccion@rhythmuzvalley.org
Director General Fundación Rhythmuz Valley.
Gestor e investigador cultural/Coach en emprendimiento

4
0

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*