Susana Baca: “la música es libertad”

Susana Baca es la voz viva de los cantos que forman la identidad afroperuana, es el cuerpo de una mujer que baila con los pies descalzos llenos de arena y polvo, para conectar con su tierra.  Una tierra que le enseña los cantos de sus ancestros, que la envuelve con la música para liberarlos de la esclavitud. Una música que toma todo su ser y su voz para cantar a todas las almas. Su voz se ha nutrido de toda Latinoamérica y la ha convertido en una de las voces más puras que representan este continente.

Nació en Chorrillos, una zona de pescadores en el sur de Lima, al ritmo de guitarras, cajones, cantadores, siempre rodeada de música. Seguramente cantó y bailó antes de hablar o caminar.

En una familia de músicos su madre fue su cómplice. La llevaba al cine escondida entre sus ropas a ver películas de adultos para que ella pudiera escuchar la música y aprender las canciones. Narra, que cuando estaba enferma, al cantar todo pasaba, podía estar horas y horas llena de energía.

Una vez, cuando comenzaba su carrera de intérprete, intentó alejarse de la música al verse abrumada por las voces de otros que querían dirigir su imagen. Se alejó al momento justo para darse cuenta de su error. Hoy sabe que tenía que haberse alejado de esas personas. De ahí en adelante tomo la música como la bandera de su ser, de su nombre, entendió que la música era lo que llenaba su vida de riqueza espiritual.

Hoy, a sus casi 74 años, ha recibido dos títulos Honoris Causa, el primero de la Universidad Nacional de Educación Enrique Guzmán y Valle; el segundo por la Universidad de Berklee que le otorgó el título de Maestra en Música Latinoamericana el 7 de agosto de este año.

Ha sido dos veces ganadora del Latin Grammy, uno con su álbum Lamento Negro(2002) y el otro en 2011 por su participación en la canción “Latinoamérica” del grupo Calle 13.

Su discografía abarca más de 15 producciones: Color de Rosa Poesía y Canto Negro (1987), Vestida de Vida, ¡Canto Negro de las Américas! (1991), Fuego y Agua (1992), Susana Baca (1997), Eco de Sombras (2000), Lamento Negro (2001), Espíritu Vivo (2002), Lo Mejor de Susana Baca (2004), Travesías (2006), Seis Poemas (2009), Mama (2010), Cantos de adoración (2010), Afrodiáspora (2011).

Fue Ministra de Cultura del Perú y Presidenta de la comisión Interamericana de Cultura de la OEA.

Su pasión por su historia y su legado fue plasmada en su libro El Amargo Camino de la Caña Dulce. Lo Afrofricano en el Perú, una investigación realizada junto a Francisco Basili y a su esposo Ricardo Pereira. En este libro hace un recorrido por la historia de las comunidades negras del mundo y luego explica su llegada al Perú y su incidencia cultural. Además, tiene un cd con 16 canciones.

Un contrabajo, una guitarra, un cajón peruano, congas y bongoes, son los encargados de crear los ritmos, las melodías y las armonías, que se amalgaman con la voz de Susana. Una voz cálida, firme, amable.

La sutileza y el nivel de interpretación de Susana Baca son de un altísimo nivel técnico, que es bien usado al servicio de la fuerza de su interpretación, del encuentro que ella vive con el corazón de cada canción.

Dice que cuando canta y baila en el escenario siempre tiene 20 años. Una juventud eterna que nos la revelan sus ojos. Unos ojos que están llenos de picardía, de luces, que pareciera que cuando canta proyectan las imágenes que ella crea y ve.

Esta entrega, que se siente sincera y humilde porque antes que todo ella cree en la música. “La música es muy poderosa, porque la música puede convocar a tantos espíritus juntos, que puedes lograr un cambio”.

 

Natalia Henao

Natalia Henao – Compositora, Magister en Creación Musical, Nuevas Tecnologías y Artes Tradicionales.

  • comitemusicalrm@gmail.com  

Leave your comment

Please enter your name.
Please enter comment.