Pogue: el lugar donde viven las musas

Las musas, dicen los escritores  antiguos, eran las divinidades responsables de inspirar a los a compositores de música y poesía. Su poder radicaba en otorgarles el don del canto a los hombres que las adoraban y en llevarles a la mente los sucesos que habrían de relatar. Y aunque las musas hacen parte fundamental de la mitología griega, nos son exclusivas de ese lugar ni de ese tiempo.

En plena selva y al  lado de un río, está el corregimiento de Pogue. Un paraíso oculto del Chocó colombiano ubicado en el municipio de Bojayá. En Pogue, la música es tan importante como la selva, como el río, como la lluvia y allí existe un grupo de mujeres cantadoras de alabaos. Las llaman “Las Musas de Pogue”  e inspiran con sus cantos polifónicos a vivos y a muertos.

Los alabaos son cantos corales de alabanza y de  exaltación religiosa ofrendados a la gente que partió de este mundo. Es una tradición que viene  de África y que los negros que llegaron a América y principalmente a Colombia mantuvieron viva. Con el tiempo le fueron introduciendo el español,  pasajes que hacen referencia a la vida del difunto y todo un contexto religioso basado en la Biblia.

Con sus alabaos las Musas de Pogue hacen retumbar la selva, se destacan por su fuerza, por su poder, pues sin necesidad de instrumentos  evocan al más allá y lo conectan con este mundo, una escena alucinante para el que la presencie.

A las Musas nadie les enseñó a cantar ni a componer, ellas iban aprendiendo de muerto en muerto, escuchando a las otras señoras del pueblo. Luego fueron creando sus propias melodías y composiciones,  una mezcla de tristeza con alegría pues, aunque disfrutan de cantar alabaos, no desconocen la realidad: sus cantos son para acompañar a sus muertos mientras abandonan este mundo terrenal.

Lukas Perro es antropólogo pero toda su vida ha sido un gomoso y un empeliculado del audiovisual. Él, junto a otros parceros, tienen una Corporación llamada Pasolini, en Medellín. Desde hace más de diez años se han encargado de hacer cine popular, documental, video clips y un montón de proyectos que tienen como único fin involucrar a las comunidades en el proceso de hacer videos y contar historias.

Lukas es el director y guionista de “Las Musas de Pogue” una película documental que retrata los sonidos de los alabaos en un territorio escondido y olvidado. Una película documental de arte, política, memoria y tradición. Una película documental: alucinante

En el documental no hubo necesidad de tener música extra que incidiera en el film. Toda las melodías, cantos y sonidos son sacados de los alabaos que entonan las musas y de ese paisaje sonoro que genera la selva, el río y el olvido.  Las Musas de Pogue, luego del documental, han salido de su territorio y han viajado por Colombia. Sus cantos han podido llegar a muchos rincones de la tierra, manteniendo de algún modo esa tradición centenaria de despedir sus muertos cantando alabaos durante tres días.

Lukas Perro y el equipo de trabajo que lo acompañó no son como muchos periodistas que abandonan las historias y a sus personajes una vez esté publicado el reportaje, la noticia o la película. Ellos, siguen acompañando a la gente de Pogue y ahora tienen un compromiso muy grande con ese territorio. La idea es seguir grabando todos los velorios y de  alguna manera hacer que los muertos que se están despidiendo sigan vivos en la memoria de todos. La idea es mantener intacta la tradición y no dejarla en el olvido, en la selva y en el río.

 

Felipe Barrientos

Realizador Audiovisual de Punto Link, docente universitario. Investigador, gomoso y curioso del video musical criollo. Creador del portal educativo audiovisual www.lavideocasetera.com y colaborador de www.todoloquehay.com

  • hombrecasette@gmail.com

Leave your comment

Please enter your name.
Please enter comment.