Morenabeat: un recorrido por el sabor de la Sabana y el Mar

Por: Andreiza Anaya Espinoza / @andreizatierra – andreiza.anaya@gmail.com


1502226_780812948620180_8106952091668686936_o

Voy a cantarte una canción
pa’ que veas cómo se siente
y en esta luna creciente
dejemos de ser dos…

Estrofa de “Ábreme la puerta”, de Morenabeat.

Es menester recordar un buen plato de comida, de entrada, patacón y queso, y lo demás que sea yuca sancochá, suero del que venden en las fincas sinuanas, un róbalo frito del Mercado de Bazurto, agua de panela y limón. Así se conjugan los sabores de los departamentos de Córdoba y Sucre.

Morenabeat muestra que así como los sabores, ellos unen los sonidos de estos territorios. Cristian es baterista, y Henry, guitarrista, mellizos de Cereté, y Adriana es una cantautora cartagenera. Crean sonidos que representan el folclor colombiano en su máxima expresión. Recorren los caminos de la cumbia, el porro, el fandango, el bullerengue, la champeta, la puya e incluso el rock. Así se describen: “El folclor de nuestra tierra, del Caribe, nuestra herencia; expresamos nuestras raíces mediante melodías explosivas, por eso somos: Morena, que es toda nuestra herencia negra, y Beat, que alude a los ritmos modernos, experimentos”.

El elemento de impacto de Morenabeat es lograr armonizar lo moderno con lo tradicional, con la precaución de preservar y dar la justa presencia a cada sonido. Lo hacen con extremo cuidado: Abren la puerta con viento de ángel…, tal como dice su canción “Ábreme la puerta”. Y, así es, mientras la guitarra muestra el soukus y el danzón del porro, el tambor lleva un son corrido o una puya, y Adri la vocalista, pasa de rapear para situarse en los guapirreos de cantadora. ¡Upa, carajo!… Así como la mezcla de una arepa e’ huevo con el picante atoyao y bien jalao.

Lo reflejan en sus composiciones, generalmente de Adriana. La receta de estos inquietos jóvenes: retomar lo cotidiano de sus regiones para sus creaciones, agregar un poco de humor, y el concepto sonoro de Morenabeat.

– “Machuca”, invita a juntarse, a bailar y a vivir aventuras con ese amor traicionero.
– “Embásate”, es una jugada de béisbol. “Embásate” es decirle “Ubícate”, a quien juega con una persona. Dicen: “todo bien, que yo te olvido, ubícate que tu momento llega”.

– “Ábreme la Puerta”, es una serenata de amor… “¡Ey! ábreme la puerta traigo la guitarra y quiero profesar mi amor cantando”.

10402688_869168793117928_575571297953947261_n

Temas musicales que van calando en el público, cuando apenas están culminando su primer trabajo discográfico, que, aseguran, contiene un tema sorpresa llamado “El porro”, y que “está recargado con un instrumento de la naturaleza, no intervenido por el hombre”, dijo Henry sonriendo.

“Por debajito va llegando nuestra música a la gente, porque ponemos al desnudo el corazón y nuestro amor por lo que hacemos”, afirmó Cristian.
Han lanzado dos sencillos y la gente los recibe con emoción. “Es raro, la gente se enamora del proyecto, tanto, que a veces nos quedamos cortos, no sabemos qué decir, sólo sale: gracias por tu apoyo”.

Así suena Morenabeat
– Adriana (Cartagena, Bolívar): vocalista, compositora, maracas
– Henry Arcía (Cereté, Córdoba): guitarra, corista y arreglista
– Cristian Arcía (Cereté, Córdoba): batería, arreglista y corista
– Manuel Guzmán (Cereté, Córdoba): percusionista
– Edwin Hernández (Carmen de Bolívar): saxofón y gaita
– Alejandro Niño (Carrillo-Córdoba): trombón y bombardinos
– Gabriel Spath (Cereté, Córdoba): bajo

Recorren un camino arduo como lo que son: una banda independiente. Pero posee una gran resistencia: tocan en bares, les fue difícil consolidar los integrantes, los recursos para producir son generalmente propios, sin disqueras, los tres cumplen labores de creativos, compositores, coristas, músicos, arreglistas… aquella versatilidad de las nuevas generaciones, con valor agregado: se reconocen en sus raíces.

“Cuando eres artista independiente toca trabajar a diario en búsqueda de finales felices. Es duro, pero la vida y el mundo musical nos está sonriendo”, afirmó Adriana.

Fotografía: Cortesía Fabricio Publicidad

Autora: Andreiza Anaya – Comunicadora Social, Dir. Mi Color Comunicaciones. La música y los sonidos son memoria colectiva de los territorios, y promueven desarrollo comunitario desde el emprendimiento. Periodista Radio Nacional de Colombia

Andreiza Anaya
2
0

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*