El alma de Lila Downs

lila-concierto-2-Luisa-Mundo-640x360

Ana Lila le canta a sus ancestros. Cada vez que está montada sobre un escenario sus plegarias van al cielo, a oídos de las vírgenes de Juquila, Guadalupe y Soledad. Esa triada femenina le ha dado la bendición para que por más de 25 años la música haya sido un destino a seguir.

En su pasada visita a Colombia, conversamos con esta mujer, próxima a cumplir 50 años y cuyos rasgos indígenas están estampados en ella como una huella indeleble. Sus canciones saben a mole, a mezcal, a café y a yerbas. Suenan a cumbia, a sones michoacanos, jazz, rock y folk; las canta en inglés, español y lenguas indígenas como el mixteco, el zapoteco y el maya o náhuatl.

-¿Qué le genera la música?

-“Es complejo ser todo lo que es un artista en cada área. En esto de la música me acuerdo que de chica me hablaban y me decían que la música es muy “celosa” y yo decía, ¿qué es eso? Yo no entiendo. En mi caso tengo la disciplina de vocalizar cada día un rato, de componer un poquito también y de pensar bien del entorno, a dónde voy, dónde estoy y qué significa un símbolo. Por ejemplo en Colombia, el oro y la guadua. Y cómo eso te conecta a las personas para mí es importante y me da razón para vivir.”

-¿Cómo abordar el ser mexicano? ¿Cuál es la importancia de reconocerse en la diversidad y de sentirse parte de una geografía?

-“Parte de la identidad, que no era nacionalista al comienzo de mi descubrimiento y de mi búsqueda de quién soy, porque entendía que yo era diferente desde pequeña, ya que mi abuela y mi madre hablaban un idioma que se discriminaba en mi tierra. A la fecha creo que la música es la que me ha posibilitado entender la diferencia, aceptarla y ser armoniosa con ella porque al comienzo era mi tormento. Creo que todos los chiquitos queremos ser aceptados, y lo vivo ahora con mi hijito de cuatro años, a él no le gusta ser diferente, quiere ser igual a todos… Es muy curioso cómo empiezas a darte cuenta de tu raza, de tu origen; y aunque es muy complejo, creo que es muy linda esa metamorfosis por la que pasamos los seres humanos.”

lila-concierto-1-Luisa-Mundo-1024x576

Verla en vivo es asistir a un desdoblamiento de su cuerpo. Hace de venado, águila o perro. Sus brazos son el viento, sus caderas una flor, su cabeza un sol y su voz un trueno, la lluvia o la muerte. A pesar de ser una artista ´mainstream´, siente la necesidad de cantarle al mole, el maíz, y la naturaleza. Para Lila es clave conectarse con esa parte de la madre tierra.

-¿Cómo es la relación con esas formas animales que se ven durante su show?

-“En México sobreviven hoy en día un conjunto de relaciones con los animales que vienen de ese México prehispánico y que podemos apreciar principalmente en el canto. En el Estado de Veracruz hay una tradición importante de sones sobre el mono, el cocodrilo, la iguana, la chachalaca… Y también se basa en nuestro calendario mesoamericano, porque la representación de los días de la semana, de los estados del ser o en general de los diferentes símbolos de nuestras realidades han sido siempre los animales.”

-Las benditas almas que tanto acompañan a los mexicanos. Hablemos de Chavela Vargas.

-No tuve mucha influencia artísticamente; en mi casa se oían más Lola Beltrán, Lucha Reyes y Cuco Sánchez. Fue años después cuando la conocí que conectamos de inmediato, ¿a quién no le fascina esa mujer? Yo creo que me quería. Un día le pregunté por qué Chavela, qué me ves, y me dijo: Lila, “Cuando estuve perdida en Tepoztlán, una familia indígena me recogió y me dejó vivir con ellos, así fue como sobreviví”. Tenía una deuda con la raíz indígena.

-¿Un tequila que recomiende?

-Tequila no, mejor un mezcal: “El Pierde Almas”.

Crédito fotos: Nicole Ocampo H.

Por: Luisa Piñeros
@radiandoando

Periodista Cultural. Ha pasado buena parte de su vida frente a los micrófonos. Dirige el programa El Atardecer en Señal Radio Colombia y presenta en Tv el programa “Conversaciones”. Escribe para Rolling Stone Colombia, Cartel Urbano y, Music Machine. Cree en el poder de la música.

4
0

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*