Contrataciones en la industria del derecho de autor – (Parte 2)

Un recorrido por algunos de los contratos usados en esta industria y “tips” básicos para su adecuada implementación.

Segunda entrega

En la edición anterior desarrollamos, a grandes rasgos, el contrato de prestación de servicios; un contrato común en nuestro quehacer y que, como vimos, tiene implicaciones importantes en términos de cesión de los derechos de propiedad intelectual.

En la misma línea abordaremos en esta edición y una más, los contratos de licencia de uso de obra, management o representación artística y booking de artistas.

  1. Contrato de licencia de uso de obra. Cuando somos los autores de una canción y alguien está interesado en usarla, dependiendo del uso que se pretende, podemos llegar a dos tipos de negociación: el primero, que implica la cesión de los derechos patrimoniales sobre la obra (algo así como “venderla”), y el segundo, en el cual autorizamos el uso de la obra pero seguimos siendo los “dueños” de la misma (como “prestarla” o “alquilarla”). El contrato de licencia de uso de obra es justamente esta segunda opción de negociación, es decir, cuando decidimos, como autores y titulares de los derechos sobre la obra, autorizar su uso de ciertas maneras. Por ejemplo, para interpretarla, grabarla, versionarla, distribuir su grabación, montarla en plataformas digitales, etc. Este tipo de contratos es bastante frecuente en la industria musical; de hecho, cada pago que nos realizan las sociedades de gestión colectiva (como Sayco o Acinpro), es justamente por el cobro que éstas hacen a un determinado usuario por utilizar nuestra obra de alguna manera, por una licencia de uso de obra.

El contrato de licencia de uso deberá contemplar elementos como:

    • Partes: quién licencia (licenciante) /quién recibe la licencia (licenciatario)
    • Objeto: sobre qué obra se dará la licencia y cuáles derechos patrimoniales serán licenciados.
    • Contraprestación: en caso de considerarse un pago por la licencia, cuál es el monto y su forma de pago. No puede determinarse el valor de la licencia de forma genérica pues dependerá de múltiples factores que deberán ser analizados al momento de la negociación. La licencia podrá ser también gratuita.
    • Duración: por cuánto tiempo se dará la licencia.
    • Territorio: dónde podrá realizarse el uso autorizado.
    • Especificidades según el tipo de derecho licenciado: por ejemplo, si se trata de grabar la obra y sacar copias de discos físicos, o distribuir en agregadores digitales, si se trata de sincronizar la canción en una película o autorizar la realización de una traducción o arreglo de la misma.
  • Tipo de licencia: es fundamental determinar si la licencia otorgada será exclusiva o no. En la licencia exclusiva, sólo el licenciatario (el que recibe la licencia), podrá dar el uso autorizado a la obra, impidiéndole al licenciante usarla o licenciarla a otras personas. En la licencia no exclusiva, en cambio, el licenciante podrá seguir usando la obra para los mismos fines para los que se concedió la licencia y podrá incluso licenciarla a otros. El costo de la licencia variará en un caso o en otro.

Cada uso posible tiene particularidades que deben contemplarse en el contrato, por eso se sugiere, aunque no sea una exigencia legal, que el contrato conste por escrito y sea firmado por ambas partes.

Tratándose de la licencia (así como ocurre en el contrato de cesión de derechos), siempre deberá reconocerse en los créditos al autor, por respeto a su derecho moral de paternidad.

No nos adentraremos en el contrato de cesión de derechos patrimoniales de autor porque ya lo hemos mencionado en otras ediciones. Sin embargo, es vital recordar que este contrato, a diferencia del contrato de licencia, sí debe constar por escrito por expresa disposición legal y además debe inscribirse ante la Dirección Nacional de Derecho de Autor (Artículo 183 de la Ley 23 de 1982 modificado por la Ley 1450 de 2011).

Mónica Zuluaga

Cantante y compositora de Medellín. Abogada especialista en derechos de autor para artistas y propiedad intelectual. Tallerista y conferencista. Miembro del comité directivo de la Agremiación de músicos de Medellín (USM) y Socia Fundadora de GrupoCrea: soluciones jurídicas para creadores.

Leave your comment

Please enter your name.
Please enter comment.